Un homenaje a las flores de la enredadera de que pendía del techo del jardín del diseñador y director creativo Yeisson Rubiano, es una evocación del los recuerdos de las plantas con las que creció en el jardín del hogar de sus abuelos, materializando un recuerdo y una pasión en piezas exclusivas de alta calidad. 

"Homenajear las plantas a través del vestir se convierte en un statement, cada cuerpo tiene una historia que contar y cada pieza hace parte de su historia"

Todos las piezas son una combinación de un lenguaje estético de vanguardia con una visión artesanal. Sinónimo de la enredada vida moderna cada colección de CURUBA tiene un proceso de elaboración experimental diferente y nunca se verá obligada a desarrollar la misma producción dos veces, distinguiéndose por ser piezas únicas y limitadas. La obsesión por la calidad y la atención excepcional hacia los detalles llevan a demostrar que CURUBA es un estupendo aliado para los curiosos y los detallistas.

Making a positive social impact in daily life 

CURUBA emerge ante la necesidad de crear un mercado de moda que se base en principios sociales, económicos y medio ambientales. Cada pieza se fabrica bajo estándares de calidad que mide los impactos ambientales en las diferentes fases de su producción. Trabajamos con nuestros proveedores para desarrollar una cadena de suministro en la que se respeta y promueve el comercio justo.